jueves, 11 de agosto, 2022 1:01 am

Le quitarán “guardaditos” Pemex por 180mmdp

Compartir:

Gente detrás del dinero en El Independiente

Un problema recurrente que tiene los miles de proveedores de Petróleos Mexicanos es la falta de pago. Igual les pagan cada tres meses, tal vez seis… e incluso ya dos años. Sí el proveedor tiene capital u otros negocios para “financiar” los productos y/o servicios expedidos a la empresa productiva del estado, recibirán los recursos como una bocanada de aíre fresco que tal vez les sirva para pagar deudas, claro siempre y cuando no hayan desaparecido por falta de pago. Pero no es que la firma a cargo de Octavio Romero carezca de dinero (máxime que los precios internacionales del petróleo de exportación y el negocio de producción-importación y distribución petrolíferos y gas tiene importantes dividendos), sino por que hay una serie de cuentas “de orden” en donde se almacenas importantes recursos, mismos que no eran reportados a Andrés Manuel López Obrador… hasta que este fue enterado y ya pidió que acabara con “la república soberana de Pemex”, es decir que empiecen a realizar las transferencias debidas a la Tesorería de la Federación donde despacha Elvira Concheiro.

Hace algunas semanas, a principios de julio, en las reuniones de evaluación económica, nos cuentan que el todavía en funciones director de finanzas de Pemex, Alberto Velázquez presentó en Palacio Nacional los resultados de la empresa al primer semestre del año y mostraba una utilidad cercana a 40 mil millones de pesos. Sin embargo, el equipo hacendario del secretario Rogelio Ramírez de la O reveló en corto a López Obrador que ellos tenía “otros datos” que reflejaban beneficios de hasta 180 mil millones de pesos que no estaban siendo reportados debidamente. “Ellos no están para servirle a la república soberana de Pemex, no están para servirse a ellos, están para servirle a México” sentenció López.

El resultado financiero del primer semestre oficialmente divulgado por Pemex mejoró sensiblemente de los reportado en aquella reunión en Palacio Nacional; fueron 122,500 millones de pesos obtenidos principalmente por el acelerado aumento de precios de los energéticos luego de la invasión de Rusia a Ucrania, pues la plataforma de producción se mantuvo “achaparrada” en 1.7 millones de barriles diarios… cantidad muy por debajo de los 2.2 millones de barriles diarios expuestos en las proyecciones presentadas a los inversionistas y prestamistas en diciembre de 2018 indicaban un enorme éxito petrolero con la reversión parcial de la Reforma Energética al concentrar todo el esfuerzo exploratorio y de extracción en la empresa pública.

 

Una golondrina no hace primavera

Los resultados positivos de un semestre de Pemex, sin embargo, no son suficientes para aliviar una deuda de 114 mil millones de dólares y cuyos vencimientos de corto plazo se agolpan entre 2023 y 2024: entre 10 mil y 20 mil millones de dólares tendrán que ser pagados ya sea con recursos propios o refinanciamiento a mayor tasa tanto por el encarecimiento de los intereses como por la calidad “basura” en que está catalogada la deuda contratada por la petrolera.

Y de hecho los excedentes de ingresos petroleros, producto de una alza semestral a tasa anualizada es del 29%, se aplica al subsidio a la gasolina. La secretaría de Hacienda justifica el subsidio por ser una herramienta -la más costosa- que utiliza el gobierno federal para atajar una inflación que probablemente llegará al 10% al cierre de este año, pero que sin ello podría estar llegando casi al 13% y empujando al siguiente decil el precio de la canasta básica… que por cierto registra ya casi una alza promedio de 14.6% conforme los estudios del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas que dirige Juan Carlos Anaya.

 

La tomas o la derramas…

No parece haber una buena decisión en este caso, sino la menos mala. El grupo de análisis económico del BBV-Bancomer, a través de su experto Arnulfo Rodríguez, señala que los ingresos públicos al segundo trimestre del año fueron superiores a los del programa debido principalmente a la recaudación del ISR, el desempeño de los ingresos no tributarios y los mayores ingresos petroleros. Pero, el hecho es que los estímulos adicionales al IEPS de combustibles implicaron una pérdida recaudatoria de 166,409 millones de pesos respecto al presupuesto programado.

Y sí Hacienda estima que la pérdida recaudatoria anual por estos estímulos será de unos 421,600 millones de pesos (1.5% del PIB), la suma rebasa los ingresos petroleros excedentes estimados en 368,710 millones de pesos (1.3% del PIB). 

“Por tanto, es por encima del programa, este excedente no será suficiente para compensar la pérdida recaudatoria por el IEPS de combustibles en 2022”. La pérdida es evidente y no habría que descartar que el gobierno opte por suprimir el subsidio aplicado sobre el ISR cobrado a los combustibles para aminorar el impacto.

A pesar de lo anterior, el gobierno federal tiene la expectativa de que los ingresos públicos totales sean 313,742 millones de pesos (1.1% del PIB) mayores a los del programa por el favorable desempeño también previsto para los ingresos no tributarios y los correspondientes a organismos y empresas distintas de Pemex… entre los que está la Comisión Federal de Electricidad, a cargo de Manuel Bartlett, que está ahora bajo el compromiso de generar utilidades para finales de este año.

@mfloresarellano

floresarellanomauricio@gmail.com