jueves, 11 de agosto, 2022 12:37 am

Las nuevas normas al Opus Dei: la clave (y el poder) está en los laicos

Compartir:

 

Lea en varios medios, por cierto, un poco tarde ya que el decreto papal fue el pasado 22 de julio, una “degradación” o andanada contra el Opus Dei del parte del papa Francisco. ¡Nada que ver! Basta leer detenidamente lo que publicó la oficina de Prensa de la Santa Sede el pasado viernes 22 de julio en el que se establece una serie de disposiciones para el Opus Dei, institución fundada por el hoy santo Josemaría Escrivá de Balaguer.

¿Qué dispuso el Papa el viernes 22 de julio?

Al publicar el motu proprio Ad charisma tuendum (Para tutelar el carisma) 

https://opusdei.org/es-mx/article/motu-proprio-ad-charisma-tuendum/ 

Señaló que para “tutelar el carisma, mi predecesor san Juan Pablo II, en la Constitución Apostólica Ut sit, del 28 de noviembre de 1982, erigió la Prelatura del Opus Dei, encomendándole la tarea pastoral de contribuir de un modo peculiar a la misión evangelizadora de la Iglesia. Según el don del Espíritu recibido por san Josemaría Escrivá de Balaguer, en efecto, la Prelatura del Opus Dei, bajo la … decidió establecer una serie de cambios en La Obra; entre las disposiciones están que el Prelado en adelante ya no será obispo, y que la Obra debe adecuar sus estatutos, presentar un informe anual. Además de que ya no responderá al dicasterio para los Obispos sino al dicasterio para el Clero, ello debido a los cambios que hubo en el Código de Derecho Canónico; otro cambio es que informe de Opus Dei ahora deberá ser anual y no cada 5 años como estaba previsto.

El documento pontificio también establece la “adecuación” de los estatutos, algo que deberá ser propuesto por el mismo Opus Dei y que deberá ser aprobado luego por los órganos competentes de la Santa Sede…”

En cuanto a la decisión de que el Prelado ya no sea obispo, el Opus Dei explica que “se trata de una iniciativa y decisión de la Santa Sede” para reforzar “la dimensión carismática” en lugar de la jerárquica.

El actual Prelado es Mons. Fernando Ocáriz, tiene 77 años, no es obispo y en razón del documento pontificio no será consagrado como tal. Recordemos que fue el propio Ocáriz, quien conjuró la aversión en una carta a su grey: “La ordenación episcopal del prelado no era ni es necesaria para dirigir el Opus Dei” La voluntad del Papa de subrayar ahora la dimensión carismática de la Obra nos invita a reforzar el ambiente de familia, de cariño y confianza: el prelado ha de ser guía, pero, ante todo, padre”.

Mons. Fernando Ocáriz, prelado del Opus Dei, escribe acerca del Motu Proprio “Ad charisma tuendum” (“Para tutelar el carisma”) del Papa Francisco.

De hecho, de los cuatro prelados que han dirigido la Obra, sólo dos han sido obispos, Mons. Álvaro del Portillo y Javier Echeverría; en cambio, Escriba de Balaguer no lo fue, y hoy es santo.

Por cierto, para el papa jesuita Escriba de Balaguer es un santo muy adorado por él.

¿Entonces ¿Qué es el Opus Dei?

Es una prelatura personal -la única que existe hoy-, fue fundada en España el 2 de octubre de 1928 por Josemaría Escrivá de Balaguer, sacerdote español canonizado en 2002 por Juan Pablo II. Fue erigida como prelatura personal el 28 de noviembre de 1982 mediante la constitución apostólica Ut sit del papa Juan Pablo II​, actualizada con la constitución apostólica Ad charisma tuendum, del Papa Francisco.

Está presente en muchos países del mundo, la mayoría de sus miembros se encuentra en España, segundo lugar en México. En México tienen registro como Asociación Religiosa, un registro muy particular.

Mucho tiempo tuve contacto con la Oficina de Información del Opus dei en México, desde que la dirigió Ignacio Ruiz de Velasco (RIP).

¿Cuántos integrantes conforman la Obra?

Según datos de la Santa Sede al año 2021 la Obra cuenta con 2,132 sacerdotes y un total de 93, 454 miembros; de estos el 57 % son mujeres y cerca del 90 % reside en Europa y América. La mayoría de sus miembros son laicos, la clave del Opus Dei son los laicos no los sacerdotes.

¿Qué es una prelatura personal?

Una entidad al frente de la cual hay un pastor llamado Prelado, nombrado por el Papa. El Prelado gobierna la institución como una jurisdicción, del modo similar al que un obispo gobierna su diócesis o territorio asignado. Punto.

Su nombre en latín significa Obra de Dios, por lo que familiarmente sus miembros se refieren a ella como “La Obra”. Su acento especial o carisma es la santificación a través del trabajo cotidiano.

Hay sacerdotes, laicos consagrados que se llaman numerarios y agregados, y supernumerarios que son los miembros casados.

Para la clave del Opus Dei son los laicos.