miércoles, 10 de agosto, 2022 11:57 pm

El consistente saqueo de los bancos

Compartir:

Crisis van y vienen, y los bancos, las instituciones que saquean sin falla ni remedio al pueblo, continúan  adelante.

Ya lo decía el viejo Marx, un pobre hurta un bolillo y es un ladrón; un banquero expolia a un país y resulta muchas veces un filántropo que, además, posibilita que la economía capitalista sea elogiada por los medios tradicionales, quienes, por cierto, en poquísimas ocasiones los critican, ya que reciben anuncios constantes de esos millonarios.

Las utilidades de los bancos en el primer semestre de este año fueron más altas que en el pasado.

Siete de ellos controlan el 90 por ciento de la clientela y los recursos.

BBVA, ganó 39 mil; Banorte, 22 mil; Santander, 12 mil; Citibanamex (en venta), 11 mil; Inbursa, 10 mil; Scotiabank, siete mil y HSBC (acusado en múltiples ocasiones de lavado de dinero), cinco mil. Todo ello en millones de pesos cada uno. 

De ellos 106 mil millones de pesos fueron por el cobro de intereses. 

Ya sabemos que debido a la inflación, y para supuestamente  congelar la economía para que no suban  los precios (sic absurdo), las tasas de interés que ha impuesto el Banco de México- cuyos funcionarios ganan mucho más que el Presidente de la República- se han elevado de 4.25 por ciento a 7.75 por ciento. Y seguramente lo harán más en los próximos meses, como está ocurriendo en Estados Unidos.

Ello ha traído que sólo por este concepto, las utilidades  han sido altísimas. O sea, la crisis que provocaron los desaciertos de funcionarios hacendarios y la voracidad de empresarios las pagan, invariablemente, los ciudadanos.

Esos que piden un crédito para abrir su changarro, un dinero para atender la salud de sus familiares, unas monedas para mandar a la escuela pública o privada a sus hijos, los que ya no pueden solventar la renta de su departamento, los que compraron un vehículo  o incluso aquellos que insisten en que la tarjeta de crédito debe usarse como si fuera un dinero extra de lo que obtienen con su trabajo: ¡esto último algo terriblemente absurdo!

El Banco Santander obtuvo 12 mil 11 millones de pesos en el primer semestre de 2022; 50.3 por ciento más que en 2021, donde se embolsó siete mil 992 millones de pesos (Milenio).

Y cincuenta bancos-recordemos que Vicente Fox dio permisos a muchos- incluso algunos que han quebrado y no se han castigado  a sus dueños-, en el primer trimestre de 2022 llevaron a sus arcas una cantidad que dejará felices a los intermediarios de la lana, en un mundo en grave crisis.

Recordemos que en 1990 se creó el Ipab, luego llamado Fobaproa, el cual trató de evitar pérdidas a los banqueros irresponsables  que se beneficiaban con créditos para ellos mismos y familiares.

De una deuda considerada en 552 mil  300 millones de pesos, que erogó el Estado, ahora la cantidad llega a dos billones de pesos, de los cuales pagamos sólo en intereses de 40 a 50 mil millones de pesos anuales. Y si lo logramos, concluiremos con este saqueo a la nación en 50 años. ¡Felicidades jóvenes y niños por la irresponsabilidad de Carlos Salinas y las posteriores administraciones! 

Salinas por cierto, vendió esos instrumentos del dinero demoniaco a sus cuates, y no los regresó a los antiguos poseedores (Espinoza Iglesias, Legorreta, et al).

En 2001, el señor Roberto Hernández –quien, dicen, tiene una isla propia- ligado a Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda, vendió Banamex al consorcio estadounidenses City, que lo denominó Citibanamex. 

Recibió Hernández y compañía: 12 mil 500 millones de dólares, aunque no pagaron cerca de dos mil millones de dólares de impuestos, ante la bendición del lenguaraz: Vicente Fox.

Este breve recuento nos lleva a ver que los bancos son unos tiburones protegidos por las autoridades. Los cuales, según el que se dice socialista,  Pedro Sánchez en España, deben pagar mayores impuestos para que la economía no quiebre.

¿Y en México?

La reforma fiscal no llega; los bancos siguen ganando como nunca y los aumentos de precios continúan, hasta en productos para el baño que produce el nefasto: Claudio X. González Laporte.

Ganadores y perdedores de la tan defendida economía capitalista.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44