jueves, 19 de mayo, 2022 7:03 am

La Estrategia: ¿La renuncia de Michoacán a proteger a sus ciudadanos?

Compartir:

Por Alexei Chévez Silveti

Este lunes el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, anunció un cambio en la estrategia de seguridad en el estado. Habla de ampliar la visión de seguridad atendiendo las causas, como son la pobreza y marginación; tiene un plan de inversión de casi 400 millones de dólares tan solo en infraestructura.

Inédito que un gobernador decida hacer un cambio tan drástico en seguridad en una entidad donde los números en materia de inseguridad van al alza y opera la organización criminal más violenta y fuerte de México: el Cártel Jalisco Nueva Generación CJNG. Declaraciones que seguramente están fuera de proporción y contexto.

Desde el 21 de octubre el responsable de la seguridad del estado es el general José Alfredo Ortega Reyes, militar altamente condecorado y respetado. La designación del general garantiza la cooperación entre la SSPM y la Sedena, sobre todo en materia de información e inteligencia. El general Ortega estuvo a cargo de la sección segunda (Inteligencia) en Sedena. Su designación habla de la importancia que da la Sedena a Michoacán y la cooperación que existe entre ellos.

Michoacán un estado prioritario para el gobierno mexicano, la violencia del CJNG y las autodefensas que operan en la entidad hacen que las cadenas productivas se vean a merced de unos y de otros. El cobro de piso, extorsión y falsificación de procedencia son sólo algunos de los problemas que enfrentan los productores locales.

Esto impacta directamente en el precio de sus productos más populares el aguacate (3.2 billones de dólares al año) y el limón (500 millones de dólares al año). El aguacate de Michoacán se exporta casi en su totalidad a Estados Unidos y Europa. Hoy esta cadena está amenazada por la violencia.

El intento de extorsión que recibieron funcionarios americanos hace unos meses fue duramente criticado por el gobierno de los Estados Unidos. Reclamos que Michoacán no pasó por alto, cualquier sanción en materia de exportación podría ser mortal para los productores de aguacate locales que padecen diariamente para poder sacar su producto a la venta.

El fentanilo es la droga de moda en Estados Unidos, sus características y efectos la hacen muy popular entre los consumidores norteamericanos, es hoy la principal preocupación de nuestros vecinos ya que el año pasado fue el responsable de más de cien mil muertes por sobredosis.

Este lucrativo mercado lo maneja casi exclusivamente el CJNG. Para las agencias de seguridad norteamericanas el CJNG es un objetivo prioritario, lo ha reflejado en varios documentos de seguridad que emiten anualmente.

Para Michoacán el CJNG es el responsable de la violencia que existe en el estado, su intento por controlar el paso de droga y la extorsión a los productores agrícolas contra los Viagras y La Familia Michoacana (grupos  criminales locales), ha dejado 746 asesinatos en los primeros tres meses de este año. El permitir que tomen el control absoluto de las actividades criminales sería regresar a las épocas donde La Tuta manejaba medievalmente buena parte de Michoacán. Instalado en señor feudal el decidía quién gobernaba y como se repartían los recursos municipales, castigos y premios a sus pobladores, entre otras cosas, es un pasado que los michoacanos todavía recuerdan con miedo.

El CJNG es la organización criminal que se ha caracterizado por su extrema violencia y por el tipo de armamento que usan; fusiles de asalto, rifles calibre 50, ametralladoras y lanza cohetes así como sus camiones “monstruo” se pueden ver en los videos que ellos suben a redes sociales.

Este cártel ha derribado helicópteros militares, atentado contra la vida del Secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, es responsable de la muerte de miles de mexicanos, es el principal introductor de fentanilo a México y controla físicamente pueblos enteros y sus caminos en varios estados de la República, se estima su presencia en 23 estados.

Michoacán ha estado por años padeciendo la violencia de diversas organizaciones criminales, desde Los Caballeros Templarios al CJNG los michoacanos no han tenido un respiro, la ubicación geográfica y sus dos puertos principales, Manzanillo y Lázaro Cárdenas, los han puesto a merced de innumerables grupos criminales. Años de abandono de sus gobernantes, la cooptación de políticos por parte de estos grupos y la cooperación que les han brindado son parte del problema que enfrentan hoy y explican el por qué de la violencia en la entidad.

El atender las causas sociales debe ser parte del esfuerzo por la paz. Para ello hay que designar recursos y personal a esto, implementar planes y programas concretos con objetivos y metas medibles. Es la ruta más larga y debe ser transexenal para que funcione, es un camino que el gobierno federal ha implementado y hasta hoy no ha logrado hacer el cambio en la seguridad del país, Michoacán debe tomar nota de esto.

Michoacán está peleando día a día para lograr esta paz, el abandonar el monopolio del uso de la fuerza no es opción.