jueves, 30 de junio, 2022 2:08 am

Guerrero, política horizontal

Compartir:

Patrulla de papel

Durante las pasadas semanas, miembros del staff de “Patrulla de papel” nos hemos involucrado en tácticas y estrategias de procuración de justicia. El Quid de tales acciones fue tratar de contribuir al diseño de Políticas Públicas que acompañen el quehacer de Funcionarios Públicos. El teatro y el tablado fue el Estado de Guerrero.

Y aunque todo dejaba entender que se tendría que hacer labor sobre escenarios de misoginia y bravatas ya que esa entidad Suiriana desde su erección (perdón, pero así se dice) se ha distinguido por ser violento, machista y renuente a la autoridad; lo cierto es que está sucediendo todo lo contrario; voy a lo siguiente.

Hoy el estado de Guerrero es un laboratorio de “política horizontal”… explico; estudiosos del Arte Político lo presentan así, cuando el desarrollo de la actividad es accionado por varones esa es una práctica vertical; todo de arriba hacia abajo, o viceversa; incluso habrá quien dibuje acciones fálicas en la vida de esa política.

Cuando la vida política es desarrollada por LA MUJER el despliegue de acciones es horizontal, de

Gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda. / Quadratín

derecha a izquierda todo sobre una línea puesta sobre la superficie; hay quien asegura que así la política es receptiva “la tierra recibe a la semilla y desde ahí germina ideas”. Intentar dar más detalles además de redundante aumentaría el volumen de este “patrullamiento”; así entonces los del Think Tank decidimos presentar esta primera plancha para que, en posteriores trabajos, los de los sillones verdes, se adueñen del terreno.

Antes de llegar a la última intención de este patrullamiento y de pedir el uso de algunos párrafos para, dentro de esos, desarrollar una historia donde se tejerá la alegoría que va con la explicación final. Va entonces.

Argel; 1950. En un cantón cercano al poblado de Al-Jalil, descansaba un fuerte militar, acantonados en ese un Batallón de la Legión Extranjera prácticamente era tragado por la arena. Soldados Escoceses, Turcos, Serbios, Africanos y de decenas de otras nacionalidades todas las tardes fastidiados veían pasar los días y su única esperanza era regresar a sus tierras de origen; por ello buscaban extrañas distracciones, una de ellas es la que ahora comento.

Phillip Gascón, coronel comandante de esa Unidad sufría para dar sus instrucciones a las seis centenas de “legionarios”…!Firmes ya! los centenares de militares multinacionales reaccionaban como uno solo; cuando el recio coronel casi quedaba satisfecho desde algún rincón de la filas se escucha una estridente trompetilla… PRRRR… y tras de esa una carga de carcajadas… —¿!Quién fue¡? — gritaba casi echando espuma por la boca… como respuesta otra trompetilla… el mando francés retaba y decía —si tiene pantalones quien fue que lo demuestre y salga de la formación — un recio y enorme otomano daba un paso al frente y casi heroico decía — “¡Yo fui!”…  el coronel cerca del colapso ordenaba “50 latigazos”… aplausos de la tropa, y, cuando el castigo terminaba al turco lo retiraban entre vítores; otra semana y otra vez lo mismo, ahora era un rojo escoces, pero el performance era idéntico. Cuatro meses después, Philip Gascón, el recio coronel parisino murió por complicaciones en hígado y riñones, sin duda que los kilos de corajes y mala atención a sus males provocó ese fin; como sea a tropa eso le importó un cacahuate.

Una semana después sucedió lo que los malditos mercenarios no esperarían nunca….

A las 12 de la mañana de un lunes llegó quien habría de suceder en el mando de ese Batallón de la Legión Extranjera, y aunque el personal ya tenia más de una hora tragando sol que caía desde el cenit, cuando vieron al nuevo coronel no dejaron de reír y espetar sonidos de júbilo; de entrada, coronel no era, se trataba de UNA CORONELA. De 1.59m de estatura, más 4 centímetros de plataforma en sus elegantes zapatillas; de sus cintas y medallas bajo un militar tocado se destacaba su enorme sonrisa, al mostrar esa su rostro todo se iluminaba; ¡sin dejar de sonreír la militar de origen latinoamericano sacó una pañoleta y con voz delgada y agitando su toquilla gritó “! a ver mis muchachitos firmes. “¡Ya!”… adivinó usted, tras ponerse al mismo tiempo en la posición de firmes no se escuchó una trompetilla, ahora fueron dos ruidosas trompetillas las que revotaron en las paredes de adobe del fuerte; carcajadas acompañaron a esa atmosfera.

La coronel, sin dejar de sonreír; es más, parecía que también festejaba la(s) broma(s) dijo —Ay mis muchachitos, ya me habían hablado de sus bromas; a ver, para pasar a otra cosa, ¿Quién fue? — un legionario Germano y un tunecino dieron un paso al frente; sonriendo aun, aunque calculaban sus 50 latigazos para cada uno. De pronto cayeron para atrás al escuchar las palabras simples de la militar latina —ay mis niños —, y con voz delgada voltea a ver a quien funge como segundo al mando y le ordena “¡Fusílenlos!”… ¿saben cuándo se volvieron a escuchar trompetillas dentro del cuartel? eso es “operación de política transversal”

En el Tanque de Ideas concluimos que “la mujer con una responsabilidad de Alto Mando es más que pragmática, es, objetiva sin perder la estética; su capital moral y ético es de alto octanaje”

Más; estamos sabidos que, ahora que ya el asunto queda sobre la mesa de esta tabla mis pares dentro del Taller de Ideas ahondarán hasta donde ellos quieran llegar.

Ultimo patrullaje. —Sencillamente la práctica profesional de la Gobernadora Evelyn Salgado está desapareciendo a aquella oposición que apostaba por el fracaso de Salgado Pineda; siempre estética y sociable Evelyn muestra discursos frescos y ágiles; por lo que toca a la Fiscal General de Guerrero, la Maestra Sandra Luz Valdovinos Salmerón también traza rutas estéticas y éticas, como decimos, acá la practica horizontal del quehacer diario desarma toda adversidad, y, habrá de recordar; de que sus sanciones son tajantes, vaya que los son.

Balazo al aire. —Práctica desde el piso —

Greguería: —Al reino de Ticha llegaron las princesas. Todo entonces será al ritmo de ellas. Hoy mi Ticha es doncella, cocinera y hada madrina; hoy mi Ticha es abuela —

Oxímoron: —¡Insisto que quiero mi Roof Garden en el sótano! —

Haiku: —Son ocho aceitunas 

en cuatro rostros, 

gracia olivo —